El Ecodiseño, palanca clave en la Economía Circular

El Ecodiseño, palanca clave en la Economía Circular

Idoia Azaldegui, Socia WAS

Actualmente, la mayor parte de la economía mundial es lineal. Los materiales se extraen, se procesan, se fabrican, se venden y finalmente se tiran a los vertederos. Pero la idea de una economía circular, como modelo de producción que busca prolongar la vida útil de los materiales y los recursos tanto como sea posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos, está calando en los gobiernos corporativos y muchas empresas están fijando objetivos en sus planes estratégicos para convertirse en circulares en las próximas décadas.

Asimismo, se está dando un cambio de tendencia en los hábitos de consumo de las personas, mucho más concienciadas por conocer cómo se elaboran los productos que consumen y también los impactos medioambientales y sociales que generan. Las personas reclaman productos respetuosos con el medio ambiente, que utilicen materias primas circulares, que perduren en el tiempo, que se puedan reparar y reutilizar.

Las ESG no son sólo una inversión para ganar en reputación, son un nuevo marco para la responsabilidad corporativa, suponen una nueva visión empresarial.

A nivel legislativo, el segundo plan de acción de economía circular, aprobado por la Comisión Europea en 2020, pone el foco en cómo evitar los residuos desde: el diseño, la fabricación, el consumo, la reparación, la reutilización; para preservar el valor de los recursos en la economía.

En el primer plan de acción, el eje principal se centraba en los residuos y en este segundo plan de acción el elemento central consiste en trabajar sobre el ciclo de vida de los productos.

En ese proceso el Ecodiseño es clave. Se trata de incorporar criterios ambientales en la fase de concepción y desarrollo de cada producto (bien o servicio), tratando de tomar medidas preventivas con el objetivo de disminuir los impactos ambientales en las diferentes fases de su ciclo de vida, desde la producción hasta la eliminación del mismo.

La Comisión Europea, en su plan de trabajo para 2021 continuará aplicando el Plan de Acción para la Economía Circular, estudiando los diseños ecológicos y los productos sostenibles, en particular la electrónica circular, incluida la mejora de la recogida, la reutilización y la reparación de teléfonos móviles, ordenadores portátiles y otros dispositivos.

Según la Comisión Europea, más del 80% de los impactos ambientales de un producto se determinan en su fase de diseño. El ecodiseño ofrece múltiples ventajas: permite reducir costes de producción (ahorro de energía, uso de menos recursos naturales y materias primas), optimiza la calidad y aumenta la vida útil de los productos y minimiza los costes de manipulación de residuos y desechos.

Los diseñadores de producto tendrán un papel clave en la transición de una economía lineal hacia una economía circular. Tendrán que pensar en todo el ciclo de vida del producto en la fase de diseño. Este nuevo rol, permitirá potenciar su creatividad, abordando desafíos alineados con el propósito de la empresa, el Bien Común, el cuidado del planeta.

Muchas empresas reformularán sus propios productos, optando por ofrecer otra concepción, donde lo que se venda a las personas no sea la propiedad sino el uso de un producto, que luego volverá a retornar a la empresa. Cada vez más empresas recuperarán sus productos cuando los consumidores ya dejen de utilizarlos. En el sector textil, ya hay empresas que recuperan prendas usadas, las reparan y las restauran para que puedan encontrar una segunda vida. Un número cada vez mayor de empresas está replanteando el diseño de sus productos para evitar los envases desechables.

En definitiva, será fundamental abordar la sostenibilidad y la economía circular de forma estratégica, vinculando a todos los departamentos de la empresa, potenciando así un sentimiento de pertenencia a toda la plantilla.

En la carta anual de Larry Fink (BlackRock) a los CEOs adelanta “Cuanta mayor capacidad tenga su empresa para mostrar su propósito a la hora de brindar valor a sus clientes, empleados y comunidades, mejor preparada estará para competir y ofrecer beneficios duraderos a largo plazo a sus accionistas.”

En términos de conexión con los clientes, un compromiso con la economía circular permite a las empresas desarrollar relaciones mucho más cercanas con sus clientes, permitirá una vinculación más emocional, lo que potenciará a largo plazo su fidelización.

 

Idoia Azaldegui es General Manager en Polymat

POSTS RELACIONADOS

¿Por qué una Directiva de la UE va a cambiar para siempre el sector textil en España?

22 ENERO, 2021

¿Por qué una Directiva de la UE va a cambiar para siempre el sector textil en España?

Ainhoa Lizarbe y Caliz Ebri Ramis, socia de was y colaboradora

Nuestra socia Ainhoa Lizarbe, experta en gestión de residuos y logística inversa, junto con su socia en el proyecto de Transformación del sector Textil,...

PYMES y economía circular, palanca esencial para la reconstrucción sostenible de la economía española

03 NOVIEMBRE, 2020

PYMES y economía circular, palanca esencial para la reconstrucción sostenible de la economía española

Soraya Romero, Socia WAS

Nuestra socia Soraya Romero, Dir. Sostenibilidad EMEA Vocal del Comité Ejecutivo de la Red Española de Pacto Mundial, comparte con nosotros este...

6 conceptos clave a poner en marcha YA

21 OCTUBRE, 2020

6 conceptos clave a poner en marcha YA

Ainhoa Lizarbe y Caliz Ebri Ramis, socia de was y colaboradora

El reto actual de transición a un modelo circular al que se enfrenta el sector textil, marcará la diferencia entre las empresas que consigan mantenerse a...

Los polímeros apuestan por la Economía Circular

13 JULIO, 2020

Los polímeros apuestan por la Economía Circular

Idoia Azaldegui, Socia WAS

Los polímeros, los “materiales de los mil usos”, o lo que se conoce en términos coloquiales como plásticos por la sociedad en general, tienen en la...

El residuo textil, el último eslabón hacia un modelo circular

03 JULIO, 2020

El residuo textil, el último eslabón hacia un modelo circular

Ainhoa Lizarbe, Socia WAS

Ainhöa Lizarbe, socia WAS y Cáliz Ebri realizan un interesante análisis sobre la situación actual del  residuo textil y la transformación tan...