La trascendencia de la Unión Europea en la recuperación verde post COVID-19

La trascendencia de la Unión Europea en la recuperación verde post COVID-19

Mónica Chao Janeiro, presidenta WAS

Uno de los retos a los que se enfrentaba Europa antes de la pandemia COVID-19 era mantenerse como un bloque decisivo, no sólo en lo político o lo económico, sino también como garante, frente a las grandes potencias mundiales, de los firmes valores que la han definido desde su creación: respeto a la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad y los derechos humanos.

 

A estos valores se unieron, como objetivos de la Unión Europea, favorecer un desarrollo sostenible, combatir la exclusión o promover el progreso tecnológico. 

 

La pandemia COVID-19 ha reseteado el mundo, y en este proceso Europa se ha visto inmersa en un auténtico desafío, porque no se trataba sólo de afrontar el reto, sino también de aprovechar el momento para sentar unas bases sólidas, con visión de futuro.

 

En los primeros días de la pandemia, en mitad del shock en el que estábamos sumidos todos, en la Asociación que presido (Women Action Sustainability (WAS)), surgió el debate de si realmente Europa iba a ser capaz de iniciar una senda en la que la sostenibilidad fuera un eje fundamental o, por el contrario, la crisis económica que ya se predecía iba a llevarnos a viejas recetas ajenas a la protección del medio ambiente. 

 

Pero Europa ha respondido en la senda adecuada, fijando el “futuro verde” no sólo como un eje fundamental, sino como el eje -junto a la digitalización- central de su acción.

 

Para garantizar una respuesta eficaz de la Unión Europea a la crisis del coronavirus, la Comisión Europea está movilizando una serie de instrumentos que acaban de ser aprobados en un acuerdo alcanzado este martes por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE).

 

Los Veintisiete acordaron poner en marcha un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros financiado con la emisión de deuda común y un presupuesto de 1,074 billones de euros para el periodo 2021-2027. España recibirá 140.000 millones, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas.

 

La mala noticia es que el Fondo para la Transición Justa (destinado prioritariamente a las regiones muy dependientes del carbón), dotado inicialmente con 30.000 millones de euros, se quedará finalmente en 10.000 millones.

 

Para acceder a las ayudas los países tendrán que presentar planes de reformas e inversiones a la Comisión Europea, que se encargará de analizar si se cumple con sus recomendaciones, por ejemplo en lo económico, o favorecen, y aquí va la buena noticia, la transición ecológica.

 

Aunque habrá que leer la letra pequeña del acuerdo, en principio los fondos están estructurados de forma que se da prioridad a las líneas de trabajo que acelerarán la transición hacia la neutralidad climática, con especial atención, y esto es de gran importancia, a las zonas rurales, para que puedan acometer los cambios necesarios de acuerdo con el Pacto Verde Europeo.

 

Y sentadas las bases de la Comisión y el resto de las instituciones europeas, la Presidencia alemana del Consejo de la UE, que se inició el pasado 1 de julio, no ha hecho sino reforzar el mensaje.  

 

Como mencionó en su discurso en la inauguración de la presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, Europa puede considerarse afortunada de que, en esta fase crítica, podamos confiar en una Presidencia, la alemana, con tanta experiencia a nivel europeo. Porque los desafíos más importantes de Europa antes de la crisis siguen siendo los mismos: el cambio climático, la digitalización y la posición de Europa en el mundo.

 

En este sentido, el Programa para la Presidencia del Consejo alemán  se centra en seis áreas. Una de ella es “Una Europa Sostenible”. Alemania se planta objetivo en este terreno: superar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia de COVID-19 de manera sostenible e inclusiva y de ese modo ayudar a dar forma a la transición hacia una economía sostenible. Las prioridades para este fin son una ambiciosa política climática, ambiental y de biodiversidad, un enfoque en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, así como la agricultura y la pesca sostenible, alineado con el futuro de las zonas rurales.

 

La Presidencia alemana del Consejo de la UE se ha marcado también como objetivo garantizar que la Unión Europea continúa cumpliendo su papel activo en el ámbito internacional en el área de diplomacia climática, sostenibilidad y valores.

 

Entre otros objetivos, la Presidencia del Consejo quiere avanzar y concluir las deliberaciones sobre el borrador de un proyecto europeo de Ley Climática, que convertirá en norma la meta para que la Unión Europea se vuelva neutral en cuanto al clima para 2050 y dotar de apoyo el Acuerdo Verde presentado por la Comisión Europea.

 

Establecer prioridades claras y unir fuerzas, esa es la contribución alemana para ayudar a Europa a recuperarse.

 

Desde WAS, consideramos que las bases propuestas son acertadas, que hay que invertir en la economía del futuro, como parece que se va a hacer, y que hay que seguir trabajando juntos, desde la Unión Europea y sus Estados miembros.

 

Las administraciones e instituciones españolas deben estar preparadas y trabajar ya en sus Planes de Acción alineados con las prioridades que nos está fijando Europa y que con la presidencia Alemana, sin duda, se impulsarán.

 

Es el momento de ser ágil y eficaz, de pasar a la Acción y plantear proyectos e iniciativas que encajen en los pilares que plantea el acuerdo alcanzado en Bruselas, para lograr que España se recupere, apoyando las inversiones y reformas y una transición justa, relanzando nuestra economía apoyando a sectores y tecnologías decisivos, así como las cadenas de valor clave. Es también la oportunidad de garantizar la solvencia de las empresas viables y ayudarles en la transición ecológica. Y el papel del sector público es fundamental, pero también del sector privado. Es un momento de necesaria colaboración, de construir alianzas público-privadas.

 

Porque nuestros valores europeos son ahora más necesarios que nunca,  y porque si a ellos unimos, como señal indiscutible de nuestra identidad europea, la ambición sostenible, lograremos no sólo una sociedad mejor, sino también más fuerte para superar esta crisis, afrontar futuras amenazas y hacer de Europa, la vieja Europa, una nueva Europa fuerte y resiliente.

POSTS RELACIONADOS

La relevancia del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático

06 OCTUBRE, 2020

La relevancia del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático

Mónica Chao Janeiro, presidenta WAS

Se acaba de aprobar en Consejo de Ministros el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030 (PNACC). El objetivo global es construir un país...

Biodiversidad al límite: cómo podemos revertir esta tendencia

29 SEPTIEMBRE, 2020

Biodiversidad al límite: cómo podemos revertir esta tendencia

Juan Carlos del Olmo, Secretario General WWF

Mientras seguimos inmersos en la pandemia mundial que ha paralizado el planeta y que nos debería obligar a replantear nuestra relación con el entorno,...

Sostenibilidad y Contratación Pública

18 SEPTIEMBRE, 2020

Sostenibilidad y Contratación Pública

Pilar Cuesta, Socia WAS

Con el decidido impulso de la Organización de las Naciones Unidas y en el marco de los propósitos del nuevo milenio, el desarrollo sostenible se configura...

Entrevista a Alicia Muñoz Lombardía en VOGUE: "Custodiar el material más sensible"

31 AGOSTO, 2020

Entrevista a Alicia Muñoz Lombardía en VOGUE: "Custodiar el material más sensible"

Women Action Sustainability, WAS

Entrevista a nuestra socia Alicia Muñoz Lombardía, vicesecretaria del Consejo de Santander España, sobre la importancia de la cultura de la privacidad en...

¿Cómo ha afectado el frenazo de la economía a la salud de nuestro planeta?

22 JULIO, 2020

¿Cómo ha afectado el frenazo de la economía a la salud de nuestro planeta?

Ana Peña Laseca, Socia WAS

Seguramente todos hemos reflexionado acerca de nuestros hábitos de consumo en estos meses de confinamiento como consecuencia del COVID-19. ¿Cuántas cosas...

La Presidenta de WAS interviene en la Comisión de RSC de la CEOE

16 JULIO, 2020

La Presidenta de WAS interviene en la Comisión de RSC de la CEOE

Women Action Sustainability, WAS

La Presidenta Women Action Sustainibility (WAS), Mónica Chao tuvo la oportunidad, este 14 de julio, de presentar la asociación así como las propuestas y...