La huella de carbono invisible

La huella de carbono invisible

Celia Pastor, WAS Junior

 

A lo largo de los últimos años, con el aumento de la concienciación sobre nuestro impacto medioambiental surgió el concepto de “huella de carbono”, definida como el conjunto de gases de efecto invernadero que genera una persona o empresa a través de las actividades económicas y cotidianas que realiza. Generalmente cuando pensamos en nuestra huella de carbono y en cómo reducirla (ya que puede llegar a ser superior a dos toneladas) lo primero que se nos ocurre es reducir el uso de medios de transportes, como el coche, cuanto sea posible o disminuir las compras que nacen del consumismo, pero ¿sabías que tus emails también generan CO2?

Cuando escuchamos que algo relativo al Internet contamina la primera reacción suele ser de sorpresa e incredulidad. A pesar de que nuestra convivencia con las tecnologías sea casi absoluta, seguimos teniendo la percepción errónea de que estas pertenecen a un mundo paralelo e intangible donde lo que hacemos no tiene repercusiones en el tangible. Sin embargo, de lo que no somos conscientes es de que para que plataformas como Google, Gmail, Facebook u otras redes capacitadas para compartir archivos, funcionen correctamente es necesario que existan unos macro ordenadores encargados de hacer las conexiones entre distintas partes del mundo posibles, estos a su vez requieren de un sistema de refrigeración que permita su funcionamiento las 24 horas del día durante todo el año generando así una cantidad de emisiones inimaginables.

Es por esto por lo que (en la medida de lo posible) debemos tratar de reducir nuestra huella de carbono digital; en concreto la generada por el correo electrónico puesto que se calcula que un solo email puede llegar a generar entre 1 y 50 gramos de CO2 cantidad que aumentará o disminuirá según lo pesados que sean los archivos adjuntados. De entre las distintas recomendaciones que hacen los expertos, una de las más destacadas consiste en tratar de sustituir los archivos que mandamos, como por ejemplo imágenes o videos, por links que lleven a una carpeta de Google drive u otras plataformas similares para así reducir al máximo los archivos más pesados; a su vez recomiendan a las distintas empresas que reduzcan la cantidad de correo “spam” o no deseado que envíen a los clientes, ya que estos corresponden al 80% de los correos enviados y normalmente suelen ir acompañados de imágenes y documentos publicitarios; por parte de los consumidores una posibilidad para intervenir en esto consiste en darse de baja de las distintas webs o aplicaciones que constantemente nos llenan la bandeja de entrada y que realmente solo mandan información superflua. También se nos recomienda borrar archivos antiguos y reducir el envío de mails innecesarios.

Realmente, cuando escuchamos como cosas tan pequeñas como un simple mail puede tener una repercusión tan grande en el planeta, nos resulta dramático o incluso hay quien puede pensar que es falso, pero la realidad es que se estima que la navegación por internet y los sistemas que lo hacen posible representan un 3.7% de las emisiones de dióxido de carbono mundial, llegando incluso a igualarse a las generadas por la aviación. Por ello os animo a vosotras y vosotros que me estáis leyendo a incorporar al día a día pequeñas acciones que ayuden a reducir la huella de carbono digital un poquito más, al igual que por ejemplo para ahorrar agua es recomendable darse una ducha en vez de un baño, cuando quieras enviarle a tus amigos las fotos de la última celebración que hicisteis intenta hacerlo a través de un link en vez de mediante archivos adjuntos, de esta manera con actos pequeños se puede conseguir un impacto enorme.

 

Celia Pastor Rodríguez, estudiante de 2º de Bachillerato en el Colegio Altair de Madrid

POSTS RELACIONADOS

‘Mentoring’, acompañar y formar para un futuro incierto y estimulante

20 DICIEMBRE, 2022

‘Mentoring’, acompañar y formar para un futuro incierto y estimulante

Grupo de Trabajo Mentoring y Diversidad

En las personas y el talento reside el mayor potencial de las empresas para generar cambios sustanciales en su actividad y rendimiento. En un mundo donde el...

La gran oportunidad de reducir nuestra dependencia de las materias primas

19 DICIEMBRE, 2022

La gran oportunidad de reducir nuestra dependencia de las materias primas

Mónica Pedreira, Socia WAS

Durante los últimos años, hemos sufrido la pandemia del COVID, posteriormente la guerra de Ucrania, y todo ello unido a la crisis de la biodiversidad y a la...

WAS presenta la primera edición de su Programa de  Mentoring dirigido a estudiantes universitarios

12 DICIEMBRE, 2022

WAS presenta la primera edición de su Programa de Mentoring dirigido a estudiantes universitarios

Women Action Sustainability, WAS

En línea con los compromisos contemplados en el manifiesto de Women Action Sustainability (WAS), se ha puesto en marcha la primera edición de su Programa de...

Buen viaje querido Emilio!

06 OCTUBRE, 2022

Buen viaje querido Emilio!

Mónica Chao Janeiro, presidenta WAS

Querido Emilio, como recuerdo aquel día. Fue hace aproximadamente un año. Una compañera de WAS y yo teníamos una reunión por zoom con alguien de AFI a...

Construcción Sostenible: palanca para la Transformación Justa, Verde y Digital Europea

23 SEPTIEMBRE, 2022

Construcción Sostenible: palanca para la Transformación Justa, Verde y Digital Europea

Isabel Roser, Socia WAS

El 23 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Construcción Sostenible. Como todos los días emblemáticos nos sirve como llamada de atención para...

WAS y el sector empresarial ponen en valor la innovación y las tecnologías limpias como factor clave para la descarbonización

15 SEPTIEMBRE, 2022

WAS y el sector empresarial ponen en valor la innovación y las tecnologías limpias como factor clave para la descarbonización

HILL & KNOWLTON

II Conferencia WAS por el cambio climático ·  La mesa se ha desarrollado en el marco de la Ley Europea del Clima, así como de la Ley de Cambio...