Merecemos una sociedad que trabaje por el bienestar de las personas y creemos que sólo se alcanzará integrando objetivos medioambientales y sociales en las decisiones que determinan el rumbo de la ciudadanía, de las empresas y de las administraciones.

Una sociedad sostenible.